Compartir

A través de los medios de prensa, los abogados de la Mesa de Unidad Social Coyhaique (MUS) y las organizaciones que son parte de esta instancia, se enteraron que la Corte de Apelaciones de Coyhaique, declaró inadmisible el recurso de protección interpuesto por la Federación de Profesional de la Salud (Fenpruss) a instancias de la Mesa, para decretar cuarentena total en la región de Aysén y disminuir o aplanar la curva de contagios regionales.

De este modo los jueces de la Corte de Apelaciones desestimaron el recurso, según resolvieron, por tratarse de políticas públicas “exclusivas y privativas del poder Ejecutivo”, a través de la Autoridad Sanitaria de acuerdo a las facultades propias de ese organismo. “La Corte señala que no se puede inmiscuir en cómo el Gobierno está enfrentando esta crisis de salud producto del COVID-19. Nosotros en el recurso no estábamos solicitando una invasión de potestades públicas, de parte del poder Judicial respecto del poder Ejecutivo, sino por el contrario que la Corte revisara si se estaba o no afectando garantías constitucionales y en función de eso que la Corte adopte las medidas que estime que resguardan la amenaza de las garantías constitucionales que nosotros creemos amenazadas”, señala Samuel Navarro, abogado de la MUS.

El jurista agregó que “la Corte no revisó los requisitos de forma del recurso de protección, sino que se pronunció respecto al fondo y eso nos parece grave, por cuanto la Corte de Apelaciones en esta etapa de la admisibilidad o inadmisibilidad debe revisar los requisitos de forma, esto es si se encuentra o no amenazada una garantía constitucional, si el recurso ha sido interpuesto dentro del plazo y otros aspectos formales del recurso y no aspectos de fondo”.

De este modo la mesa ingresó un recurso de reposición para que la Corte de Apelaciones de Coyhaique revierta su decisión inicial “y de mantener la decisión de la inadmisibilidad dedujimos un recurso de apelación para la excelentísima Corte Suprema para que revoque el fallo de la Corte de Apelaciones de Coyhaique y ordene la tramitación de este recurso de protección, cuya primera etapa debería ser solicitud de informe a los recurridos, es decir, el Ministro Mañalich y al Jefe Militar de Zona, para ver las medidas adoptas y ver si por su actuar u omisión se han afectado las garantías constitucionales para los habitantes de la región de Aysén”, señaló Navarro Castro.

De este modo los abogados Samuel Navarro y Natalia Pino, a nombre de la mesa, interpusieron un recurso de reposición y apelación con el fin de insistir en la demanda de una veintena de organizaciones ciudadanas, que no confían en el buen accionar de las autoridades respecto al manejo del Coronavirus y cómo podría verse afectada la población en las próximas semanas.

Risco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *