Compartir

Continúan las campañas para poder prevenir enfermedades propias del invierno en la Región de Aysén, y junto con ello también la prevención del avance del Covid-19 en la zona.

Durante esta mañana, en un nuevo balance, la Intendenta Geoconda Navarrete reconoció que el proceso de inmunización de los grupos de riesgo se ha vuelto más lento, sobre todo en los sectores rurales, debido a que el personal de salud debe concurrir a los domicilios de aquellos pacientes que tienen imposibilidad de desplazamiento hasta las postas.

Sin embargo, aseguró también que ya van más de 36 mil 700 personas vacunadas contra la influenza, recordemos además, que durante los primeros días de inmunización hubo largas filas en los vacunatorios, ya que existe interés en la gente en querer vacunarse.

A diferencia de otros años, esta campaña se ha realizado con gran éxito, esperando que esta situación se replique el resto de los años, ya que muchas veces las personas no asisten a vacunarse para prevenir esta enfermedad.

Se presume que este año, por la contingencia del Covid-19, la gente tuvo un mayor interés y acogió de buena forma la vacunación.

Tagged : # # #

Risco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *