Compartir

La Contraloría General de la República realizó una investigación al interior de la Secretaría Regional Ministerial de Obras Públicas en la Región de Aysén, con el objetivo de poder ver y evaluar los mecanismos utilizados por el MOP en la zona para el cumplimiento de sus funciones institucionales y para verificar el funcionamiento del control general interno de dicha repartición, por lo que la fiscalización tomó un tiempo de cinco meses de realización.

De acuerdo al informe emanado desde el órgano fiscalizador, se pudo verificar una serie de incumplimientos que dicen relación con el uso de los vehículos fiscales con los que cuenta el Secretario Regional Ministerial de Obras Públicas, quien utilizó esta herramienta para el “traslado durante la jornada laboral desde y hacia el domicilio particular”, es más, según el relato entregado por el mismo conductor, el vehículo “es utilizado para el traslado del SEREMI durante el inicio, horario de colación y término de la jornada laboral, para posteriormente a llevar el vehículo a su lugar de aparcamiento”, razón por la que “esta Sede Regional instruirá una investigación sumaria en conformidad al citado decreto ley N° 799, de 1974, por las presuntas infracciones en que puedan haber incurrido servidores públicos, de acuerdo a las atribuciones que el artículo 11 de dicho texto legal le confiere a esta Entidad Fiscalizadora”.

Pero esto no es todo, en el mismo informe, se deja en evidencia que en la misma repartición se utilizaba una camioneta, marca Mitsubishi modelo L200 Katana, año 2012, que circulaba con la revisión técnica y el certificado de emisiones contaminantes vencidos desde el mes de noviembre de 2019, lo que quedó en evidencia en el “acta de validación del  8 de enero de 2020, y el registro fotográfico de los documentos del vehículo y validación efectuada en el portal de la página “Planta de Revisión Técnica Digital”, a esto se suma que el conductor de la misma repartición se encontraba con su licencia de conducir vencida, siendo que la normativa vigente establece que “ninguna persona podrá conducir un vehículo motorizado o a tracción animal, sin poseer una licencia expedida por el Director del Departamento de Tránsito y Transporte Público Municipal de una Municipalidad autorizada al efecto”.

Por lo anterior, “ese Servicio deberá acreditar documentadamente la regularización de los documentos del vehículo, en el plazo de 60 días hábiles contados desde la recepción del presente informe” (07 de mayo del 2020).

Finalmente, a todo lo expuesto, se suma que en uno de los dos vehículos de la institución el extintor estaba vencido, mientras que en el otro, simplemente no existía este elemento, que también es una exigencia legal y que no existía una hoja de vida de los vehículos fiscales, donde “se especifiquen, sus características, modelo, año de fabricación, fecha desde la cual está a disposición de la institución respectiva. Agrega además que, en esa misma hoja se anotarán en la misma fecha en que ocurran, los desperfectos, con indicación de su naturaleza, costo de la reparación o daño y las otras especificaciones que se estimen procedentes”, tal como lo ordena la Contraloría a cada una de las reparticiones públicas.

Funcionarios con jornadas laborales extensas

En el informe realizado por la Contraloría, además se deja en evidencia el extenso horario laboral de algunos funcionarios públicos de la SEREMI, donde se pudo constatar a través de los documentos aportados por el Analista de Gestión de Personas de dicha repartición, que “durante el período en revisión, esto es, desde el 1 de enero al 30 de junio de 2019, hubo funcionarios de esa repartición que trabajaron más de 12 horas diarias”.

Por lo que la contraloría agregó en su informe, que “dicha situación no se ajusta a lo señalado en los dictámenes Nos 8.740 y 42.169, ambos de 2005, de la Contraloría General, a través de los cuales se ha manifestado que no resulta físicamente posible y tampoco eficiente que, en reiteradas ocasiones, el empleado trabaje más de 12 horas diarias”, recordando además que “el dictamen N° 51.849, de 2004, de esta Contraloría General, establece que las autoridades deben velar porque la jornada de trabajo que realicen los funcionarios se enmarque en la posibilidad real de efectuar adecuadamente las tareas que se encomienden”, de modo que la extensión horaria no signifique un esfuerzo físico e intelectual que, por su intensidad, pudiera afectarles su salud”.

En cuanto a este punto, fue la misma autoridad sectorial, quien a través de oficio indicó a la contraloría caso a caso el motivo por el que se habían ocasionado estas situaciones donde los trabajadores vieron afectados sus horarios laborales.

Respecto de estas irregularidades detectadas y de la investigación que fue instruida al Secretario Regional Ministerial de Obras Publicas en la Región de Aysén por el mal uso de estos vehículos, pedimos un pronunciamiento a la autoridad de Gobierno, la que no fue entregada hasta el momento de esta publicación.

 

Imagen: Radio Santa María

 

Tagged : # # #

Risco

One thought on “SEREMI del MOP utilizaba auto fiscal para trasladarse a su casa: Contraloría inició un sumario”

  1. Lo mismo pasa al interior de la contraloria, un trabajo periodistico a traves de transparencia lo corroboraria. Mas de 12 horas regularmente en el tiempo y casos de stress severo con casos de renuncias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *