Compartir

Desde que inició el estado de catástrofe por emergencia sanitaria, a raíz del COVID-19, se encuentran suspendidos los eventos masivos y por ende toda fiesta que reúna a más de 50 personas, pero esto trajo consigo el aumento de fiestas domiciliarias y ruidos molestos.

En este contexto y tras los anuncios de endurecer las penas contra quienes atenten con la salud pública, sin respetar la cuarentena o las medidas como el toque de queda, el Jefe de Zona de Carabineros entregó cifras respecto del comportamiento ciudadano en la Región de Aysén.

El General de Carabineros José Riquelme, aseguró que han existido casos en los que una patrulla policial ha tenido que concurrir 14 veces a un mismo domicilio por los ruidos molestos que se ocasionan y que incluso, son estos mismos ruidos molestos los que acarrean consigo conflictos entre los vecinos de los diferentes sectores de Coyhaique.

Incluso, Riquelme manifestó que uno de sus carros resultó con daños luego que un ciudadano les tirara su automóvil encima, lo que, según sus palabras, significa que habrán retrasos y se disminuyen la cantidad de patrullajes en las poblaciones.

Ante esto, la Intendenta Geoconda Navarrete pidió a la ciudadanía poder ser conscientes de lo que implica infringir estas normativas, más aún ahora que las penas se endurecerán, con la promulgación de esta Ley, pese a que el Diputado Marcos Ilabaca de la Región de Los Ríos, presentó una reserva de constitucionalidad, que podría llevar el proyecto al Tribunal Constitucional.

Tagged : # #

Risco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *