Compartir

A díez días de la primera atención de urgencias de la pequeña Alisón Raimapo, su familia aún busca explicaciones de cómo, lo que parecía una simple infección urinaria, derivó en que hoy la pequeña esté con muerte cerebral en el Hospital Regional.

«La lleve con una infección urinaria el día 20, ese mismo día la largaron para la casa con un jarabe, le dijeron que por cinco días lo tome y pasaron dos días y le dió fiebre y no le bajaba» nos cuenta su Padre Rodrigo Raimapo.

Nuevamente partieron al Hospital y esta vez, según el relato de los papás, la doctora les dijo que se trataba de un cuadro repiratorio.

“Nos dijo que tenía un principio de resfrío y le recetó ibuprofeno» y les indicó a sus padres que estaría mejor al cabo de tres días. «Íbamos para el cuarto día y mi señora la llevó para el hospital y la dejaron” relató el padre.

Desde ese minuto el sufrimiento no ha parado, la alegre niña de 5 años evolucionó desfavorablemente siendo internada en la UTI y hoy en la UCI, aún sin un diagnóstico claro, de hecho en la primera atención, en la hoja de urgencia, se señala como hipótesis la sospecha Covid-19.

“Se procedió inicialmente con el protocolo de coronavirus, enfermedad que se descartó finalmente, inclusive se realizaron exámenes para ver si padecía de hanta o de otros microorganismos que pudiesen desencadenar un cuadro similar y en este momento se está esperando que se terminen de procesar algunas muestras que requieren harto tiempo» indicó el Subdirector de Gestión Asistencial del Servicio de Salud Aysén, dr Franklin Fournier.

Y así han pasado los días, sin un diagnóstico, alejando incluso la esperanza de un milagro que permitiera determinar qué le estaba causando a la pequeña Alison su enfermedad, a diez días los informes son devastadores.

«Cuando ya no hay nada que hacer, me dijeron que tiene muerte cerebral….Yo les pediría que se pusieran la manito en el corazón y busquen gente más eficiente” señala el papa de la pequeña, Rodrigo Raimapo.

«Está en investigación cuál es la real causa de que haya evolucionado de esa forma, todo fue muy rápido» Señaló el doctro Franklin Fournier, subdirector de Gestión Asistencial del Servicio de Salud.

La familia de la pequeña Alison, evalúa iniciar acciones legales por lo que califican como una presunta negligencia mientras desde el Servicio de Salud Aysén informaron que se inciará una auditoría clínica, realizada por un profesional externo, para determinar como se realizaron los procedimientos.

Tagged : # # #

Risco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *