Compartir

Constantemente a través de diferentes plataformas se puede ver la forma en la que operan los buses que trasladan pasajeros no solamente entre Coyhaique y Puerto Aysén, sino que también hacia otras partes del sur y norte de la Región.

Algo que evidentemente genera preocupación en aquellas personas que muchas veces, por obligación, deben realizar estos trayectos, para poder llegar hasta sus lugares de trabajo, exponiendo su integridad en medio de esta Pandemia por Coronavirus.

Ante la consulta realizada a la SEREMI de Salud, Alejandra Valdebenito, fue la misma autoridad, quien aseguró que lo único que se puede fiscalizar y que podría tener sanciones pecuniarias, es el uso de mascarillas al interior de buses de transporte público.

La preocupación de esta situación, se genera debido al tiempo en el que las personas deben estar sometidas al hacinamiento al interior de los buses y que tal como quedó evidenciado, muchos de ellos no cuentan con protocolos de sanitización de las mismas maquinas.

Pese a que en este último caso, tras detectarse un caso positivo de COVID-19 al interior de la empresa Suray, desde transporte se ordenó que tras cada viaje, se realice la sanitización de los dispositivos de traslado de la empresa Buses Ali.

Tagged : # #

Risco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *