Compartir

Diversas labores investigativas se han llevado a cabo en Villa O’Higgins desde el pasado sábado cuando se dio a conocer el hecho que involucró a dos militares, quienes, en un presunto control en Toque de Queda, habrían sido agredidos, utilizando sus armas de servicio y dejando a un joven de solo 20 años en riesgo vital, debatiéndose entre la vida y la muerte en el Hospital Regional de Coyhaique.

En este sentido, según confirmó el Jefe de la Defensa Nacional, General de Ejército, Joaquín Morales Burotto, los uniformados se vieron en la obligación de realizar el uso de su armamento de servicio, tras verse sobrepasados por la cantidad de personas que los agredía en el lugar, lo que se contradice con lo mencionado por los vecinos y familiares del sector, quienes afirman que las víctimas, fueron controladas cuando se encontraban al interior de un domicilio y no en la vía publica como se afirma desde la institución.

Consultado sobre el uso de herramientas para el registro del hecho, el General aseguró que efectivamente portaban los elementos, pero debido a la violencia que debieron enfrentar, aparentemente y según justifica la autoridad militar, no pudieron ser utilizados, ya que se priorizó la defensa personal.

Además, en un comunicado emitido por la Fiscalía Regional, se señala que en «base al Principio de Objetividad, se ha logrado establecer -de forma preliminar- que la utilización de las armas de servicio de los integrantes de la patrulla estuvo ajustada a Derecho».

Sin embargo, respecto de los protocolos para el uso de los elementos de fuego que portan, prefirió no ahondar en la situación y se limitó a confirmar el inicio de una investigación judicial. Sin embargo, la investigación interna aún está siendo evaluada.

Recordemos, además, que el fiscal regional, Carlos Palma, se trasladó hasta la localidad de la zona sur de la Región de Aysén, donde ocurrieron los hechos, para poder apoyar la investigación que lleva adelante el Ministerio Publico.

La Fiscalía Regional de Aysén se ha limitado a continuar emitiendo comunicados, sin voceros, en el contexto de la investigación de los hechos ocurridos en Villa O’Higgins, una situación habitual cuando los imputados tienen poder en la provincia de Capitán Prat, así ocurrió con la denuncia por delitos de carácter sexual contra el ex gobernador Luis Baez, quien aún no es formalizado por los hechos que investiga la misma fiscal Lorena Barudi.

Tagged : # #

Risco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *