Compartir

Este viernes a las 20 horas fue lanzado en estreno el documental “Yo no pude quedarme”, una visión de cómo la pandemia del COVID-19 ha afectado a los habitantes de Coyhaique.

El documental, traído a la vida por Diego Alejandro Cárdenas, joven coyhaiquino y estudiante de cine de la Universidad de Valparaíso, es una producción del Colectivo La Génesis, fundado por él con la intención de “unir fuerzas artísticas”.

“Al principio comenzó como un autorretrato de cómo yo vivía la pandemia, pero quise extender aquella perspectiva para retratar cómo es la realidad de las personas que no lo están pasando bien con la pandemia, quienes han perdido su trabajo o han visto desequilibrado su sustento familiar. Me sirvió como aprendizaje de que en ocasiones hay que mirar más allá de las cuatro paredes, eliminar el individualismo y ver que las comodidades a las que uno está acostumbrado no son accesibles para todos. Quise dedicárselo a esas personas que no están pasándolo bien en este tiempo”, cuenta Diego Cárdenas.

El Colectivo La Génesis, que se encuentra en Instagram como @lagenesis.cl, es una suma de talentos artísticos que busca llegar a la comunidad con obras colaborativas. “Siempre he trabajado con muchas personas en la realización de cortometrajes, y nunca me gustaba decir que era mi  trabajo, mi cortometraje. Yo quería incluir a aquellas personas que me ayudaron en cada trabajo que he realizado. La forma en que podría lograr esto fue el inicio de La Génesis: unir fuerzas artísticas. Un colectivo audiovisual para unir nuestras pasiones, nuestros gustos en las ramas del arte para poder ofrecer nuestro trabajo, nuestra obra, como algo colectivo, conjunto. La Génesis reúne el área audiovisual, la fotografía, artes y diseño gráfico. De esa forma, quiero impulsar los talentos que haya en nuestra zona y sobre todo, ofrecer obras a la comunidad”, afirma Cárdenas.

Respecto a la realización del documental, que puede ser encontrado en su canal de Youtube, “LaGénesis Colectivo Audiovisual“, Diego asegura que significó un aprendizaje personal, que trata de compartir con el público del filme: “El trabajo fue arduo, pero ello no le quita lo precioso. Fue un aprendizaje grato. Personalmente, no estoy sufriendo del todo los problemas habituales que han tenido las familias chilenas por el coronavirus, pero no puedo quedarme indiferente ante estas realidades. Es muy fácil estar quejándose desde la comodidad, pero si uno no realiza una acción, realmente no hay un aporte a la discusión y lo que debemos hacer como sociedad, que es colaborarnos mutuamente. Esa es la motivación de este documental.”

Proyección de un mensaje en calle Prat, centro de Coyhaique, realizada por el Colectivo La Génesis.

Hace unas semanas, el mensaje “Coyhaique tiene hambre” fue viralizado en redes sociales luego de su aparición en calle Prat, proyectado en un muro de una multitienda. Acerca de aquella publicación, surgieron comentarios de personas negando rotundamente el mensaje.

“Me parece lamentable que algunas personas, tras la viralización de esta proyección en redes sociales, nieguen que en Coyhaique existe hambre. Tuve la experiencia de participar en un voluntariado con INJUV y la verdad es que en Coyhaique hay familias con carencias. Hay gente que lo está pasando mal, familias sin sustento, abuelitos que anhelan por una visita. El hecho de proyectar este mensaje en la calle no tiene una intención política, sino mostrar que nuestra ciudad no está exenta de estas problemáticas. Este individualismo de ‘primero estoy yo, si yo no paso hambre, nadie pasa hambre’, es algo que justamente este documental critica, el no querer mirar más allá del individuo”, enfatiza Diego Cárdenas.

Finalmente, el Colectivo La Génesis invita a la comunidad a ver el recién estrenado documental, “esperando que se pueda crear una reflexión frente a lo que estamos viviendo y erradicar el individualismo”.

Puedes ver el documental haciendo clic aquí

Tagged : # # #

Risco