Compartir

La jornada de este 25 de octubre fue sin duda una de las más históricas del último tiempo y pese a la cuarentena que se encontraba vigente para Coyhaique, esto no fue impedimento para que más de 500 personas en vehículos y caminando, se volcaran a las calles para celebrar el triunfo del apruebo y la convención constitucional.

Desde muy temprano las personas comenzaron a llegar a los locales de votación, con lápiz en mano, mascarilla y respetando el distanciamiento social, nada ni nadie se quería quedar fuera de este proceso histórico que comienza a vivir Chile.

Los Coyhaiquinos que llegaron a sus respectivas mesas a sufragar, expresaron la motivación que tenían cada uno de ellos para vivir esta fiesta democrática y no quedarse fuera de este logro tras las constantes movilizaciones sociales suscitadas a raíz del 18 de octubre del 2019.

La jornada fue agotadora, desde las 08 AM hasta las 20 PM, cuando comenzó el cierre de mesas, el proceso más esperado para los apoderados, quienes estaban en todos lugares verificando y defendiendo los votos.

Sin embargo en la mayoría, si no fue en todas, el apruebo y la Convención Constitucional fueron las alternativas victoriosas, lo que comenzó a entregar alegría a todas aquellas personas que trabajaron por este triunfo de forma directa o indirecta. Así lo dejó en evidencia Deysi Avendaño, apoderada del apruebo.

Cercano a las 21 horas, el triunfo ya era evidente y pese a que aún no terminaba el conteo total, comenzaron a sentirse las bocinas y a llegar las personas a la plaza pentagonal, donde con gritos, lienzos y cacerolas celebraron el fin de la Constitución redactada en la Dictadura Cívico Militar de Augusto Pinochet.

Tras esto, comenzó una marcha que fue acompañada de cánticos y gritos de felicidad por parte de los Coyhaiquinos, quienes relataron su sentir.

Desde el comando Apruebo Chile Digno, Yasmina Molina, se mostró emocionada por el triunfo, reconociendo el desafío que se plantea para el proceso de construcción de la nueva Carta Magna, que devuelva la dignidad para los chilenos y chilenas.

A esta marcha no le faltaron los malabares ni las batucadas, que tal como en la revuelta social, acompañaron la manifestación dando un toque de alegría y de carnaval, mientras la gente saltaba y gritaba “Ya cayó, ya cayó”.

38.457 fue el total de participación y de ellos más del 77% aprobaron el cambio de una nueva Constitución para Chile. Iniciando de esta forma un proceso en el que la ciudadanía tiene un rol fundamental.

Fotografía cedidas por Cafre Ph.

 

 

Risco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *