Compartir

Esta jornada se dieron a conocer dos nuevos casos de presunta negligencia médica que se habrían dado al interior del principal recinto asistencial.

En este sentido, Raúl Piñeira, abuelo del pequeño Benjamín Jaramillo Piñeira, de tan solo un año y 7 meses de vida, manifestó que el menor fue llevado por un problema de estabilidad para mantenerse en pie, pero no pudo tener un diagnóstico certero en el Hospital Regional de Coyhaique.

Tras insistir en una nueva consulta en la unidad de urgencias, donde asegura fue atendido bien en todo momento, le dijeron que el menor debía ser internado en la UTI pediátrica, donde le dijeron que el menor tenía MAÑAS, sin realizar una examinación mayor que pueda mejorar el diagnóstico.

Piñeira, aseguró que si bien aún no inician acciones legales debido a que sus esfuerzos están centrados en que su nieto se recupere prontamente, ya están analizando junto a organizaciones y personas poder perseguir ante los tribunales de justicia las presuntas responsabilidades del caso.

Belén Antúnez, es madre de Josefa, otra mujer que denunció en redes sociales una presunta negligencia por parte de la Dra. Carla Cárcamo Vidal. Según relata, su menor habría llegado con decaimiento, evolucionando con vómitos, fiebre mayor a 38,5 grados y dolor hipogástrico.

Como los síntomas continuaban, volvieron a urgencia y fueron atendidos por otra profesional de turno, la que pidió evaluación por cirujano infantil, quien la operó de inmediato por abdomen agudo, el resultado fue apendicitis perforada, lo que los ha tenido en un tratamiento y hospitalización más prolongados de lo habitual por la tardanza en el diagnóstico médico.

En este sentido, la madre de Josefa también anunció una denuncia en contra del Hospital, la que se concretaría dentro de los próximos días.

Al momento de esta publicación, el hospital aún no emitía pronunciamiento, pese a ser solicitado por nuestro medio.

Tagged : # #

Risco