Compartir

A las 5:30 de la madrugada se declaró la Alarma de Incendio en la comuna de Aysén, producto de una emergencia que afectó a siete viviendas en la población Marchant del sector Ribera Sur.

Según la información entregada por el Fiscal Aquiles Cubillos, del Ministerio Público, el hecho que terminó con la vida de dos personas se habría originado al interior de una iglesia antigua, que actualmente era utilizada por personas en situación de calle.

Por la magnitud del siniestro, debieron concurrir unidades de emergencia desde Chacabuco para poder contener la situación, que no estuvo exenta de dificultades, ya que, según mencionó Sidi Bravo, Director Regional de la ONEMI, habrían existido problemas con el abastecimiento de agua de los grifos, lo que relentizó las labores de extinción de las llamas.

El Gobierno ya confirmó que han pedido a la Superintendencia de Servicio Sanitarios que elabore un informe con las presuntas irregularidades que puedan existir en este sistema de abastecimiento de aguas que se utiliza para emergencias como la ocurrida esta madrugada.

Según el reporte entregado, una persona permanece grave en el Hospital Regional de Coyhaique, debió ser trasladado debido a la magnitud de las lesiones.

Risco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *