Compartir

Una gran sorpresa se llevó el personal de Aduanas y de la Armada, quienes debieron protagonizar una persecución policial en Puerto Cisnes, cuando dos personas se intentaron dar a la fuga.

El hecho se produjo al ingreso de la barcaza Queulat, Al momento de fiscalizar a dos personas que esperaban embarcar, los funcionarios descubrieron que uno de ellos portaba diversas municiones. Cuando se iba a comenzar a revisar el equipaje, el acompañante escapó a bordo del vehículo, siendo perseguido por el personal de la Armada.

Según explicó el fiscal Aquiles Cubillos, «Iniciaron la persecución de este vehículo por varios kilómetros por la Ruta 7 (Carretera Austral). Cerca del ventisquero Queulat, el individuo detuvo su marcha e hizo un amague para entregarse, pero cuando se bajaron los funcionarios, el sujeto dio la vuelta al vehículo e intentó atropellar a los uniformados, quienes debieron hacer uso de sus armas de servicio para evitar esta acción».

Antes de ser detenido, el hombre arrojó por la ventana del vehículo en movimiento, una escopeta recortada que tenía encargo por hurto en la comuna de Chile Chico desde junio de 2020. A esto, se suma que en la revisión del equipaje, el personal de Aduanas y Armada encontró dos pistolas a fogueo modificadas para efectuar disparos con munición tradicional, además de cocaína y marihuana.

El Ministerio Público “les formalizó por todos estos hechos: porte y tenencia de armas prohibidas, porte de especies hurtadas, atentado contra la autoridad, la falta de porte y consumo de drogas, y finalmente, portar elementos conocidamente (utilizados) para cometer robos», agregó Aquiles Cubillos.

Por esto, el Juzgado de Letras y Garantía de Cisnes decretó la prisión preventiva de ambos imputados y determinó un plazo de 90 días para que la Fiscalía realice la investigación de lo acontecido.

Risco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *