Compartir
Espacio contratado

Como un gran avance para la medicina veterinaria local y vinculado a una visión de respeto y cuidado por el bienestar animal, la Clínica Veterinaria Cruz Azul, ha desarrollado las primeras cirugías laparoscópicas veterinarias en la ciudad de Coyhaique.

Las intervenciones de mínima invasión, fueron posibles gracias a las inversiones en tecnología desarrolladas por la principal Clínica Veterinaria de la Región de Aysén, como la adquisición de un equipo nuevo Telepack Vet, de la prestigiosa marca alemana Karl Storz.

“Los beneficios de la cirugía laparoscópica versus la cirugía tradicional son tremendos, por lo que siempre quisimos implementarlo, por la disminución del dolor. Estamos hablando de una cirugía que genera un mínimo de invasión, las incisiones son de medio centímetro. En sumatoria, entre las tres que se necesitan, no superan un centímetro y medio de invasión, una tremenda diferencia respecto a la cirugía tradicional”, indicó el médico veterinario, doctor Nicolás Pérez, jefe del Servicio de Cirugía de la Veterinaria Cruz Azul.

Mantecol, es el nombre de una de las primeras mascotas que se sometió a este innovador procedimiento, en particular a una esterilización con excelentes resultados.

“Desde un principio noté que estaba bien, con ánimo. Después la traje a la casa y estaba súper bien, sin ningún problema, súper alegre y los tres puntos muy chiquititos, lo más grande era la depilación de la zona abdominal, pero no parecía tener dolor, así que fue súper conveniente”, comentó Rodrigo Franz, dueño de Mantecol.

Para la doctora Jocelyn Siede, los avances de la Clínica Veterinaria Cruz Azul, eran impensados para lo que se solía desarrollar en la región. “Yo llegué hace 15 años y las clínicas veterinarias de la región eran bastante modestas, no me imaginé que iba a tener la posibilidad de participar de un equipo que desarrolle cirugía de vanguardia. En la Clínica Veterinaria Cruz Azul, trabajamos como un equipo, no es solo un profesional a cargo de la salud de las mascotas, y el centro de nuestro trabajo es preocuparnos del bienestar animal”.

Una de las principales diferencias de la Clínica Veterinaria Cruz Azul, además de su moderno equipamiento, es la preparación y formación de los profesionales encargados de la salud de las mascotas.

La más nueva del equipo es la doctora Florencia Espinosa, quien comenta que “es una tremenda experiencia. Realmente siento que tengo el mejor trabajo del mundo. Cuando llegué a Cruz Azul y me invitaron a formar parte del equipo de mínima invasión, me asusté mucho. No es algo para lo que te formen en la universidad, con suerte aprendes a realizar una esterilización con técnicas tradicionales, abriendo, manipulando, arriesgando la cavidad abdominal . Poder ser cirujana y desarrollar las habilidades necesarias para intervenir sin tocar directamente los órganos, fue y es para mí un tremendo desafío. Nos preparamos meses en simuladores, y ver el resultado es mágico”.

“Nosotros como Clínica, siempre hemos buscado que nuestros pacientes reciban el mayor beneficio sin tener que pagar con sufrimiento o dolor para recuperarse de una enfermedad. Si la tecnología está disponible y nosotros podemos hacer los procedimientos con una mínima invasión, con mínimo dolor, tenemos que hacerlo”, agrega el doctor Nicolás Pérez, cirujano y fundador de Clínica Veterinaria Cruz Azul.

A nivel mundial, la cirugía de mínima invasión, estándar actual de la medicina humana, ha sido adoptada por veterinarias como el más alto nivel de cuidado y preocupación por sus pacientes. Hoy en la Región de Aysén esto es una realidad, permitiendo que las mascotas reciban la atención que merecen y asumiendo que una parte crucial del bienestar animal es asegurar intervenciones que impliquen menos dolor y una más rápida recuperación.

Tagged : # # #

Risco