Compartir

La PDI junto al Ministerio Público, detuvieron a tres personas por el delito de microtráfico y cultivo ilegal de cannabis sativa e incautaron plantas de cannabis desde invernaderos ocultos en la cuenca del Lago General Carrera.

Este hecho, en el que se imputa a estas personas, entre las que incluye un concejal de la comuna de Ibáñez, reabre nuevamente el debate sobre la despenalización del auto cultivo con fines medicinales, ya que desde la Defensoría Penal Pública, aseguran que esta plantación tenía por objeto paliar los efectos de un agresivo cáncer que padece una de las mujeres detenidas.  

Al respecto, el jefe de la Brigada Antinarcóticos Coyhaique, comisario Patricio Rojas, señaló que “esta es una investigación de largo aliento que culminó el día viernes recién pasado con la detención de tres personas, dos de ellas por infracción al artículo octavo de la Ley 20.000 que se relaciona con el cultivo y cosecha de especies productoras de estupefacientes y el tercer sujeto por microtráfico de drogas”.

Por su parte, la Fiscal de Focos de la Unidad de Análisis Criminal, María Inés Núñez, explicó que se trata de un caso de “cultivo ilegal de cannabis y de tráfico de drogas, respecto de uno de los imputados que fueron formalizados el sábado”. Específicamente, añadió la fiscal del Ministerio Público, “se trata de una investigación de larga data que se llevó a cabo con la Brigada Antinarcóticos de Coyhaique, donde teníamos como principal investigado a una persona que estaba con medidas cautelares en causa diversa, por los mismo hechos, en este caso cultivo ilegal de cannabis, quien proveía de plantas recién germinadas a terceros y específicamente dos de los cuales mantenían plantaciones en Puerto Sánchez”.

En la audiencia de formalización, el abogado de la Defensoría Penal Andres Piñeiro, aseguró que la plantación tenía como único fin el paliar los efectos de un agresivo cáncer que sufre la mujer y que incluso trajo resultados positivos en su condición de salud, con la recuperación del apetito.

En cuanto al modo de operar, el comisario Rojas indicó que el imputado “se dedicaba a ubicar personas vulnerables que tuvieran algún tipo de familiar que sufriera algún tipo de enfermedad terminal, ofreciéndoles semillas de cannabis germinadas para que sean cuidadas por estas personas. Él las asesoraba y al momento de llegar la cosecha, solicitaba la mitad de las especies, las que posteriormente comercializaba en pequeñas cantidades en la ciudad de Coyhaique”.

Durante la diligencia, “se logró la ubicación de alrededor de 11 plantas, entre uno a dos metros de altura, algunas de ellas en cultivos acondicionados en algunas islas del Lago General Carrera, en el sector de Puerto Sánchez, comuna de Puerto Ibáñez”, acotó el jefe de la Brigada Antinarcóticos Coyhaique. Asimismo, se incautaron 446,2 gramos de sumidades floridas y cuatro goteros contenedores de resina de cannabis.

Los tres imputados fueron formalizados por el delito de cultivo ilegal de cannabis sativa y respecto del tercer sujeto, además fue formalizado por tráfico de drogas, quien además tiene otros procesos penales pendientes, por lo cual se solicitó la prisión preventiva, a lo cual accedió el Juzgado de Garantía. Para los otros dos imputados se decretaron medidas cautelares de arraigo regional y firma, mientras dura la investigación de la Fiscalía y la Policía de Investigaciones, con un plazo de 120 días.

Risco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *