Compartir

Esta jornada se realizó una audiencia en la Corte de Apelaciones de Coyhaique, con el objetivo de conocer los antecedentes de la querella de capítulos interpuesta por el Fiscal Regional, contra la Jueza Cecilia Urbino Pinto, por los delitos de prevaricación y por revelación de secreto. 

Lo que se busca con esta acción judicial, en caso de declararse admisible la querella, es poder formalizar a la magistrada por los delitos en los que habría incurrido, así lo dio a conocer la Relatora de la Corte de Apelaciones Carola Muñoz. 

En la instancia, los Ministros de la Corte de apelaciones escucharon en primer lugar al abogado representante del Ministerio Público, quien entre otras cosas aseguró que todos estos hechos que involucran a la Jueza, parten en 2018 con una investigación por tráfico de drogas, pero recién en enero del 2021 se habrían encendido las alarmas que apuntaban a Cecilia Urbina como una de las personas que extraía información para tomar ventaja en favor de su hijastro, apodado “Matanga”, quien tenía participación en la red de tráfico.  

Para la defensa de Urbina Pinto, los antecedentes exhibidos en la audiencia, no es evidencia cierta de las acusaciones ejecutoriadas contra la magistrada del juzgado de garantía, ya que no se presentaron audios de las intercepciones telefónicas ni otro material que de sustento a lo mencionado por el Ministerio Público, por lo que solicitaron se declare inadmisible el trámite judicial. 

La causa quedó en “estado de acuerdo” por parte del pleno de la Corte de Apelaciones y la comunicación de la sentencia se dará a conocer en los próximos días.

Recordemos además que hay una arista interna que se está llevando adelante a través de un sumario administrativo, en el que de forma preliminar se determinó que la Magistrada debía ser suspendida de sus funciones hasta que ésta termine.

Risco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *