Compartir

Momentos de angustia e incertidumbre vivieron 120 pasajeros que iban a bordo del Catamarán Aysén, de la empresa Loberías del Sur en la Laguna San Rafael. 

Cuando llegaron hasta este atractivo turístico, esta embarcación, por razones que deberán ser investigadas, encalló en un banco de arena, generando preocupación en aquellas personas que iban a bordo. 

Tras dar aviso a la Armada, acudieron al rescate de esta embarcación, generando maniobras para que desencallara, tal como lo relató el Capitán de Corbeta Felipe Zambrano, de la Gobernación Marítima de Aysén. 

Gabriela Arancibia, es una de las mujeres que fue testigo del incidente y relató que a bordo iba gente con niños pequeños y se comenzaron a desencadenar una serie de problemas con adultos mayores que se descompensaron producto de un alza de presión. Desafortunadamente, la empresa aparentemente no tenía profesionales para asistir ante una situación como esta. 

Tras el hecho, la nave logró desencallar, y los pasajeros llegaron a las 5 de la madrugada a Chacabuco. 

Afortunadamente, producto del encallamiento no hubo personas lesionadas. Nos comunicamos con la empresa Loberías del Sur, propietarios del catamarán Aysén, para obtener una versión de este hecho, estamos a la espera de obtener su versión respecto de este hecho ocurrido la tarde del martes en Laguna San Rafael.

Risco