Compartir

En el hangar del aeródromo Teniente Vidal, el dueño de la empresa Aerotaxis del Sur, realizó una denuncia pública en contra del Servicio de Salud Aysén y la Secretaría Regional Ministerial, lo anterior, luego de que fueran notificados de la suspensión para prestar el servicio de traslado de pacientes entre comunas al interior de la región. 

La justificación que se habría entregado a través de un correo electrónico enviado por el director del Servicio de Salud, Gabriel Burgos, sería que no contaban con resolución sanitaria en la zona, que les permitiera el desarrollo de estos vuelos, pese a que el reglamento para este tipo de prestaciones, menciona que “las personas naturales o jurídicas que realicen este tipo de servicios deberán contar con la autorización sanitaria previa de la secretaría regional ministerial de salud, correspondiente al lugar o domicilio de la entidad titular”. en ese caso en Puerto Montt, que es donde se entregó la autorización para entregar este servicio. Así lo explicó Ernesto Hein, dueño de la empresa Aerotaxi del Sur. 

A juicio del prestador de estos servicios, aquí hubo una intención de beneficiar a la empresa aérea que realizará ahora los traslados, algo que resulta cuestionable, ya que según señaló el dueño de Aerotaxis del Sur, ésta cuenta con sanciones por parte de la Dirección General de Aeronáutica Civil por haber realizado más de 100 vuelos en 2019 en una aeronave que no estaba registrada.

Desde la empresa indicaron que si bien la prohibición de funcionamiento llegó el 31 de diciembre, recién el 3 de enero la autoridad sanitaria se constituyó en el lugar para realizar la fiscalización respectiva, instancia en la que se instruyó el inicio de un sumario sanitario por no contar con la resolución sanitaria regional y se fijó la prohibición de funcionamiento de forma inmediata. 

Hasta el momento, la autoridad de salud en la región no se ha referido a la denuncia realizada por la empresa aérea.

Risco