Compartir
Fotografía cedida por diario El Divisadero.

Desde la tarde del miércoles comenzó a circular por diferentes redes sociales, la decisión de las manipuladoras de alimentos de la Región de Aysén, de iniciar un paro, debido al desabastecimiento de alimentos que les ha impedido poder entregar un servicio completo a las y los estudiantes que son beneficiarios de los almuerzos en los recintos escolares.

En este sentido, la presidenta del sindicato de manipuladoras de la región, Marta Ledezma, dijo que “Nosotros no hacemos este paro por nosotros, sino por los niños, porque no se les está dando la alimentación como corresponde, están llegando menos cosas, estamos haciendo lo que podemos como manipuladoras”.

Además, la dirigenta dijo que “nosotros tratamos de hacer lo mejor posible para los niños, a nosotros nos culpan ahora por este paro por estar vulnerando los derechos del niño, pero no seremos cómplices de una bandeja mal servida”.

Para esta jornada se espera una reunión con la empresa HENDAYA, a raíz de diferentes informes que habían sido enviados por parte de los funcionarios advirtiendo la situación, esta será la instancia decisiva para saber si se levanta o no la movilización.

Al desabastecimiento, se suma que los alimentos están llegados en mal estado a los sectores rurales de la Región de Aysén, lo que también ha sido expuesto a las autoridades correspondiente, según informaron.

Cabe destacar que varios colegios particulares y municipales decidieron suspender sus clases para la jornada de la tarde, a fin de que los niños puedan regresar a sus hogares a comer.

 

Risco