Compartir

La Dirección Regional de ONEMI confirmó que hasta este jueves se mantendrá el sistema frontal de viento y lluvia que se ha hecho presente en la Región de Aysén, tal como se ha podido percibir desde el inicio de esta semana en la zona.

Este fenómeno meteorológico motivó la declaración de una Alerta Verde Temprana Preventiva para generar un monitoreo continuo de las contingencias que han ocurrido en diferentes partes de la región. En este sentido, Sidi Bravo, director regional de la ONEMI, dijo que “las afectaciones principales han ocurrido en el sector de las chacras bajas en Villa Ortega, donde han ocurrido anegamientos de algunos sectores, y además se han informado de desbordes de riachuelos en el sector de ensenada Valle Simpson, sumado a nevadas en horas de la mañana entre el blanco y los sectores de los toboganes”.

Sin embargo, el sistema frontal en la zona norte también causó estragos, de hecho, hubo voladuras de techumbres en Puerto Aysén y Chacabuco, las que fueron atendidas por el personal de emergencias. Cabe destacar que una de estas estructuras cayó sobre el tendido eléctrico generando corte de electricidad a algunas familias del sector.

En conversación con El Informativo Central de Radio Santa María, el encargado provincial de la ONEMI en Aysén, dijo que “en Chacabuco, una estructura que se utiliza por las PMU de esa localidad, por efectos del viento fue desprendido de su base y el personal municipal aseguró la estructura, mientras que las ráfagas de viento llegaron a los 140 kilómetros por hora”.

Las condiciones climáticas adversas motivaron también el cierre de diversas rutas en la región y se espera que el sistema frontal comience a declinar este jueves. Sin embargo, para este fin de semana ya se prevé un nuevo evento meteorológico adverso, para el que llaman a tener precaución.

 

Fotografía: Panorámica Informativa. 

Risco