Compartir

En el mes de junio del año 2015 la entonces presidenta, Michelle Bachelet, promulgó la ley 20.850 que actualmente cubre 27 enfermedades y beneficia a cerca de 38 mil personas en el país

Hasta diciembre de 2021 según las estadísticas de la Superintendencia de Salud, 37.840 personas habían hecho uso a nivel nacional de los beneficios contemplados en la denominada Ley Ricarte Soto.

En la región de Aysén la cifra de beneficiarios es variable, pero bordea actualmente las 70 personas diagnosticadas con alguna de  las enfermedades contempladas.

“La ley Ricarte Soto considera 27 patologías, nosotros como Hospital Regional Coyhaique (HRC) tenemos acreditadas 19 de ellas. Tenemos varías de estas patologías con gran cantidad de usuarios, por ejemplo con diagnóstico de Artritis Reumatoide y los otros son los bebés prematuros menores de 32 semanas o con cardiopatías congénitas” explicó Bárbara Sáez, Enfermera Encargada del Programa Ricarte Soto del HRC.

A pesar de haber sido promulgada hace siete años aún existe cierto grado de desconocimiento respecto a cómo opera esta ley.

“El Médico tratante debe tener un perfil creado en la página, una vez que él tenga su perfil ingresa los datos del posible postulante, tiene que llenar dos formularios, uno de sospecha fundada y otro de tratamiento. Estos datos se envían a un comité de expertos que es el encargado de confirmar o rechazar el beneficio” señaló la Enfermera Bárbara Sáez.

La decisión del Comité de Expertos es informada a través de la misma página web al médico tratante y luego de confirmar que el beneficiario acepta estar incluido dentro de la Ley 20.850 se notifica a la encargada del programa del Hospital Regional Coyhaique (HRC), quien gestiona la compra de los medicamentos y la hospitalización del usuario en caso de que así se requiera.

Al respecto Bárbara Sáez explica que debido a las particularidades geográficas de la región “muchas veces se envían los medicamentos a otros centros de Salud para que no tengan que trasladarse a Coyhaique, ya que tenemos pacientes desde Chile Chico a Raúl Marín Balmaceda y la ley no contempla los costos de traslado en los que pueda incurrir el beneficiario”

La Ley lleva el nombre del periodista Ricarte Soto quien en 2013, aquejado de un cáncer de pulmón, convocó a una “Marcha por los Enfermos” debido al alto costo de los medicamentos asociados a ciertas patologías.

“Son medicamentos de alto costo, algunos de ellos mensuales o semanales. Yo creo que lo más destacable es que muchos de estos tratamientos son paliativos, no detienen el avance de la enfermedad pero mejoran la calidad de vida de los pacientes, hay medicamentos que van desde los 100 mil pesos semanales a los 12 millones de pesos, y costear eso para una persona normal se le hace imposible” agregó la Enfermera, Bárbara Sáez.

Debido a las particularidades de la Región de Aysén, la encargada de la Ley Ricarte Soto ha realizado capacitaciones en el Hospital de Chile Chico y de Puerto Aysén, con el objetivo de facilitar el acceso a los medicamentos para los beneficiarios de este programa que habitan en ambas comunas.

Para obtener más información respecto a la cobertura de la Ley 20.850 los interesados pueden ingresar al sitio web https://leyricartesoto.minsal.cl/ donde encontrarán la normativa vigente, las enfermedades cubiertas, los alcances y todos los detalles sobre este importante beneficio.

 

Risco