Compartir

Como parte de la gira en la región de Aysén, de la Jefa de la División de Calidad del Aire del Ministerio del Medio Ambiente, Rocío Toro, los SEREMIs del Medio Ambiente, Julián Cárdenas, y de Vivienda y Urbanismo, Paulina Ruz, se reunieron para activar oficialmente el convenio de colaboración, para el reacondicionamiento de viviendas y recambio de calefactores en viviendas existentes.

El plan de colaboración, que ya cuenta con una experiencia previa en la ciudad de Coyhaique beneficiando a 13 familias, se extenderá hasta el año 2025 para abordar mediante el convenio de colaboración y transferencia,  la ejecución de un programa piloto en Puerto Aysén y Cochrane, cuyo objetivo es intervenir viviendas existentes con un estándar mayor al establecido en el Plan de Descontaminación Atmosférica PDA, y recambiar los artefactos a leña por sistemas eléctricos cero emisiones como es la tecnología Split inverter y el respaldo de electricidad para los aparatos  de calefacción eléctricos, que será probado con energías renovables no convencionales. 

Al respecto la Seremi de Vivienda, Paulina Ruz detalló que el convenio considera una transferencia de recursos de 500 millones de pesos para poder intervenir viviendas con un estándar de alta eficiencia energética “esto va a permitir mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas tanto de Puerto Aysén como de Cochrane, sumando a ello también un recambio de los calefactores de leña. (…) considerando que ya existe un convenio de colaboración entre ambas instituciones en Coyhaique y ahora queremos extenderlo a otras localidades de la región descentralizando con eso los beneficios del Estado y cumpliendo con los lineamientos de nuestro Gobierno de lograr mayor eficiencia energética a lo largo de todo el territorio nacional”.

Por su parte el SEREMI del Medio Ambiente, Julián Cárdenas destacó que la ampliación del convenio se presenta como una oportunidad para abordar la condición de Zona Saturada de Puerto Aysén y anticiparse a lo que sucede en la localidad de Cochrane, donde la estación de monitoreo del Ministerio del Medio ambiente evidencia concentraciones de contaminantes “Este convenio nos permite probar nuevas tecnologías, pero también llegar en forma temprana a la ciudadanía, antes de que los planes de descontaminación incorporen nuevas medidas”, indicó el SEREMI valorando el convenio en sintonía con el mandato presidencial de trabajar en colaboración con los distintos servicios “acá tenemos la gran participación y apoyo de MINVU con toda su experticia en la materia para llevar a cabo este proyecto transformador”.

Con el convenio vigente, comienzan a prepararse las bases de postulación y detalles de la intervención, donde las familias de Puerto Aysén y Cochrane podrán optar a que su vivienda forme parte del programa piloto, recibiendo reacondicionamiento térmico y además un nuevo sistema de calefacción.

Finalmente, la Jefa de la División de Calidad del Aire, Rocío Toro destacó la iniciativa que mediante la experiencia piloto entregará datos importantes para elaboración de nuevas políticas públicas que en el futuro se desarrollarán para el sur de Chile en el modelo de Transición Socioecológica Justa, “es muy relevante porque nos permite avanzar en un tema que es muy sentido para ambos ministerios que es vencer la pobreza energética en el sur de Chile, que es lo que nos conduce hacia la problemática de la calidad del aire y para salir de esta pobreza energética, iniciativas como la aislación térmica y el recambio de la leña van de la mano para lograr este objetivo”, concluyó.

Risco